Počivao u miru Mirko Saric

4 abril, 2016

Triste día para los hinchas de San Lorenzo, del fútbol y de los familiares de una joven promesa que surgió en la cantera de Boedo. De padres croatas, un talentoso volante de 1.90 metros que le gustaba jugar de 5 pero sus dirigidos lo preferían por izquierda, para aprovechar su llegada al área, sus gambetas, su tranco… Su futuro estaba en tierras lejanas, europeas para mas datos, tenía todo lo que cualquier jugador hubiese querido tener, hasta mujeres lo perseguían pero quién llegó a alcanzarlo y destruirlo de verdad fue un síntoma que lo sufren varias personas lamentablemente hasta el día de la fecha, la depresión…

En el barrio de Flores eran las 12 del mediodía y una madre llamaba a su hijo para desayunar, no hubo respuesta. Luego de varios intentos ella subió las escaleras para insistir una vez mas y cuando abrió la puerta de su habitación se encontró con el peor temor de toda madre, ver a su hijo ahorcado por una sábana…

Mirko Saric venía de recuperarse de una rotura en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en el partido de reserva frente a River Plate un 19 de diciembre. Uno se preguntará ¿Que hacía un crack jugando en reserva? Lo cierto es que el jugador había sido separado del plantel porque no respondía favorablemente los entrenamientos, se lo notaba desganado, ya no era el volante que supo brillar desde su debut frente a Gimnasia y Esgrima de La Plata.

«Mirko estaba deprimido y con tratamiento psicológico, porque era muy sensible. No aguantaba la presión de jugar al fútbol en primera y le molestaba hasta lo que le gritaban desde la tribuna», dijo Mirna, su hermana que también criticó a la entidad: «Era un chico muy sensible que no tomaba el fútbol con alegría, ya que cualquier cosa lo afectaba, incluso los gritos. Pero el club no se ocupa de la parte psicológica de los jugadores y me gustaría dejar este testimonio para que de ahora en más se ocupen, que contengan a los chicos.»

Si miramos desde el año 2000 hasta este año y revisamos por dentro el entorno de cada club del fútbol argentino, podemos ver que cada institución tiene psicólogos que manejan este tipo de situaciones de los jugadores, al parecer el caso del croata nacido en Argentina marcó un antes y un después. Este fallecimiento terminó siendo una enseñanza de vida para todos los clubes donde aprendieron a tratar a los jugadores como seres humanos y protegerlos de casos como este para que no solo podamos disfrutar de la manera de jugar sino para ayudarlos a encontrar su felicidad tanto dentro como fuera del verde cesped, ojalá no vuelva a ocurrir una tragedia como esta… Počivao u miru Mirko Saric.

 

Facebook