LA HISTORIA ES UNA SOLA

12 mayo, 2020

Por Marcelo Baffa
La historia no se cuenta con el color de camiseta de cada uno, la historia es una sola. En el Revisionismo Histórico del Fútbol, se hace un trabajo minucioso y exhaustivo de toda la historia. De todas las épocas del fútbol en nuestro país. Para algunos aficionados, el Amateurismo era el período en el cuál solamente se conocía al famoso Alumni, a sus glorias, a sus hazañas, a sus proezas futbolísticas. Ese equipo de los hermanos Brown que conmovía a los aficionados de aquella época y que hasta llegó al cine nacional con el film «Alumni, escuela de campeones» de 1950, protagonizada por George Rigaud y Pedro Quartucci. Pero claro, Alumni, que se disolvió en 1912, a nadie «perjudica» recordar que fue junto a Racing Club el más ganador de esa época. No «perjudica» a nadie, porque ya no existe más. En cambio Racing, muy ganador en la época amateur, «molesta» con sus títulos ya que se les acerca a muchos clubes.En las redes sociales leo permanentemente a fanáticos de todos los clubes, «acomodar» los títulos y determinar cuáles deben ser contabilizados y cuáles no. Hay «negacionistas seriales» según en color de la camiseta. Esta semana intenté hacer entrar en razones a varios fanáticos de Independiente, empeñados en que la historia se cuente por separado. Ellos se sienten «tocados» con esa época, y hasta «sacrifican» los 8 títulos conseguidos por el  Rojo en el Amateurismo (2 ligas y 6 copas nacionales), con tal de no reconocer los 21 logros de Racing en esa época (9 ligas, 3 copas internacionales y 9 copas nacionales). Así y todo debo reconocer que no son todos iguales, ya que hay historiadores del Rojo (Jorge Iwanczuk y Claudio Keblaitis, por nombrar a dos), que con sus formidables e imperdibles libros (La Historia del Fútbol Amateur en la Argentina y Alma Roja, respectivamente), abarcan todas las etapas, y le dan preponderancia a la Era Amateur. Otros grandes «negacionistas seriales» de esa época son los fanáticos de San Lorenzo de Almagro, que se sienten «perjudicados» con el conteo general de títulos, ya que suman solamente 5 (tres ligas y dos copas internacionales). En cuanto a sus historiadores, ellos sí reconocen todo como por ejemplo Adolfo Res con su muy interesante periódico «Raíces del Deporte Argentino», en donde reseña a todos los equipos y las figuras de toda la historia.También encontré a varios fanáticos de River dentro de los «negacionistas». Aquí me detengo. Todos saben que los periodistas, los historiadores, somos también hinchas de clubes, y tenemos nuestro corazoncito en algún equipo. En lo que a mi respecta, yo nunca negué que soy de River Plate, y sería muy fácil «negar» la época anterior a 1931, ya que si lo veo con el color de mi camiseta, River solamente ganó 3 títulos en el Amateurismo (1 liga, 1 copa nacional y 1 copa internacional). Sin embargo aplico lo que yo llamo «honestidad intelectual» e incluyo absolutamente todo. Con sólo ver la publicación que junto a Marcelo Petrone y Gastón Milone escribimos con todos los partidos de River en la obra «River, el más grande en historia y estadísticas». Si a mi me preguntan cómo defino las épocas, yo les digo que en mis libros divido a las épocas, desde 1891 hasta 1930 y desde 1931 hasta el presente. Pero a la hora de sumar el Palmarés de cada equipo, INCLUYO TODO.  Salvando las distancias, sería como dividir a la historia universal en AC y DC. O sea que sumo todos los títulos. No se puede cursar la escuela secundaria, sin antes haber hecho la escuela primaria. Porque el River de Isola, Arrillaga, Cándido García y Granara Costa es el mismo club que tuvo luego a Bernabé Ferreyra y a Peucelle, el mismo que tuvo a Amadeo, a Angelito Labruna, a Walter Gómez, a Alonso, a Ortega, a Francéscoli, a Pïnino Más, a Fillol, y a tantos otros. Porque el Boca Juniors de Cherro, Varallo y Bidoglio es el mismo que años después tuvo a Boyé, Sarlanga, Angel Clemente Rojas, Marzolini, Rattín, Palermo, Riquelme, Tévez y a tantítimas otras figuras. Porque el Racing de Ohaco y Marcovecchio es el mismo que años después lo tuvo al Chueco García, a Perfumo, a Maschio, al Chango Cárdenas, a Rubén Paz y a Gustavo Costas, entre otros. El independiente de Seoane y Orsi  es el mismo de Arsenio Erico, Vicente De la mata, Bochini o Bertoni. El San Lorenzo de Carricaverry, Maglio y Luis Monti es el mismo de Farro, Pontoni, Martino, Sanfilippo, el Lobo Fischer o el Toti Iglesias y el Huracán de Stábile, Chiessa y Onzari era el mismo club que años después tendría a Tucho Méndez, Baldonedo, Miguelito Brindisi o el loco Houseman. Y así podría seguir nombrando a todos los clubes con todas sus figuras. Además en el Amateurismo, la pelota era redonda, los partidos duraban 90 minutos como ahora, ganaba quien hacía más goles, como ahora y salía campeón el que mayor cantidad de puntos acumulaba, igual que ahora. Negar al Amateurismo es como negar el DNI de cada uno. El de Boca negaría que alguna vez sus colores se inspiraron en un barco sueco que llegó al puerto. El de Independiente negaría que en 1928 tuvo su gran estadio, el primero de cemento en América. El de Racing negaría su apodo de Academia, por el fútbol jugado por aquellos años. El de San Lorenzo, negaría que el padre Lorenzo Massa fuera su fundador o ignoraría que Jacobo Urso, dio su vida por el club. Tampoco existiría el «gol olímpico», ya que nadie le habría dado entidad a aquel gol que Cesáreo Onzari marcó directo de córner en la cancha de Sportivo Barracas, porque los torneos olímpicos, tan importantes por aquellos días, tampoco hubiesen existido.Hincha de River: lamento mucho si durante el Amateurismo solamente su equipo ganó 3 títulos (1 liga, 1 copa nacional y 1 copa internacional). 
Hincha de Boca: lamento mucho si antes de 1931 salió a la luz que su equipo es el grande que mayor cantidad de años jugó en el ascenso (cinco) o que su máximo rival (River), les acorta un partido en el historial general. Hincha de Independiente: lamento mucho si durante la época Amateur Racing ganó muchas estrellas (9 ligas y 9 copas locales y 3 copas internacionales) y en la suma total se les acerca en títulos (45 a 37).Hincha de San Lorenzo: lamento mucho si durante el Amateurismo su máximo rival (Huracán) ganó 4 ligas y 3 copas nacionales, ya que erróneamente «creía» que el título conseguido por el Globo en el Metropolitano de 1973, era el primero de la historia de su máximo rival. También lamento que en el historial total, Boca Juniors se les acerque, cuando si contamos sólo el profesionalismo, el Ciclón le llevaría ni más ni menos que 8 partidos de ventaja al Xeneize. Y así sucesivamente con los hinchas de todos los clubes. Si hasta el mismo Estudiantes de La Plata «pensaba» equivocadamente que su rival máximo (Gimnasia y Esgrima La Plata), nunca había ganado un tíitulo, cuando el Mens Sana fue campeón de la liga argentina en 1929.En síntesis, la historia se cuenta COMPLETA. Si alguno quiere separar las épocas (yo lo hago así), lo puede hacer, pero a la hora de contar los títulos oficiales, HAY QUE INCLUÍR TODOS, los Amateurs y los Profesionales. El que lo haga, tendrá «honestidad intelectual». Es historia pura, no como algunos comunicadores dicen que «tenemos que respetarlos si piensan lo contrario». Aquí nos asiste la historia, la investigación, los documentos históricos que nos avalan. La historia no es subjetiva. Subjetivo puede ser si uno discute con otro si el Boca de Lorenzo le gusta más que el de Bianchi o si el River de Ramón era más vistoso que el de Gallardo. Eso se puede discutir, lo que no se discute es la historia. La historia es una sola…y no se escribe con el color de camiseta de cada uno…

Facebook