Daniel Avellaneda: “EN LA HISTORIA HAY QUE EVITAR TOMAR POSICIÓN EN BASE AL CLUB DEL CUAL UNO ES HINCHA”

6 Junio, 2017

*Por Diego Bartalotta

Picante y verborrágico, así encara los debates en TV o en redes sociales.  Con esa impronta suya transcurrió buena parte de la  entrevista con quien se autodefine como “poli rubro del periodismo”

“Me parece que el fútbol argentino se ha transformado en resultadista. Hoy el resultado está por encima de cualquier cosa. Me gusta como ganan  Guardiola y Mourinho porque soy de los que piensan que todo método es válido. Yo empecé a ver fútbol en los ’80. Se cerró demasiado, se apuesta a la pelota parada. Nos gusta el talento pero por encima de todo nos gusta ganar. No importa si brilla”. Esas fueron las primeras frases del joven e histórico periodista de Clarín. Sus comienzos en el diario fueron en 1996. Cubrió  los Mundiales de Sudáfrica y Brasil   y varias finales de Copa Libertadores.   También se desempeña como corresponsal de El Espectador de Bogotá desde 1998, participa de varios programas de radio y de Debate Final por Fox Sports.

Nos gusta el talento pero por encima de todo nos gusta ganar. Casi una afirmación de época. 
¿Esto tiene algún tipo de vínculo directo con las decisiones que puedan tomar los clubes a nivel institucional?

El único proyecto que tienen los clubes es ganar. No se orientan a un trabajo de divisiones inferiores y no hay un proyecto a largo plazo como por ejemplo en Alemania, que tiene un fútbol en crecimiento a lo largo de los años.Los clubes piensan en los 90 minutos de los fines de semana y no en lo macro. Descuidan otros aspectos.
Los equipos grandes han mejorado en los últimos años en eso, muchas veces tocando fondo previamente. Han resurgido y logrado cierta estabilidad económica  e institucional y eso conlleva a que tengan equipos protagonistas. Creo que vamos camino a una liga más sectorial, donde los clubes más importantes tendrán más oportunidades. Estos son los modelos de campeonatos que generan negocios.

Vamos camino entonces a una liga que concentrará en unos pocos equipos la mayoría de los recursos…

Este campeonato es competitivo pero sin embargo creo que sobran diez equipos ya que hay diferencias muy grandes. Alguna vez tuve oportunidad de decírselo a Julito Grondona cuando cubrimos una gira en Rumania de la Selección Argentina.

¿La  reedición de la Copa Argentina la consideras competitiva?

Me encanta esta copa. Creo que es un torneo que a los clubes más pequeños les genera una enorme ilusión, el ejemplo de Sacachispas contra Arsenal es válido.  (NdR: finalizó 1 a 1 y ganó Sacachispas 6 a 5 por penales)
Rescatar esta copa del olvido es un logro y además se hace en las grandes ligas europeas. Están la Copa Italia, la FA Cup, entre otras. Incluso promueve  el turismo ya que se juega mucho en las provincias. Es un buen formato de torneo. Antes había muchas más copas, la Aldao, la Competencia, la Ibarguren, etc. y eran valiosas por su disputa misma, no sólo por el hecho de tener una estrella más.

 

Respecto al formato de torneo de esas competiciones, en la mayoría de los países europeos se sostuvo a lo largo del tiempo, salvo en los períodos de entreguerras. Esto, entre otros aspectos, las dotó de prestigio. En nuestro país la discontinuidad de la Copa Argentina contribuyó a ubicar en el cajón del olvido a muchas otras Copas Nacionales y también la etapa fundacional de nuestro fútbol. ¿Por qué sucede esto?

En la historia hay que evitar tomar una posición en base al club del cual uno es hincha. Hoy en Italia hablan del Racing heptacampeón  y de que Juventus va por ese record y por el delOlympique de Lyon.  Reconocen ese logro porque la historia se cuenta completa.  Discrepo con los  hinchas que no quieren reconocer estos logros porque no les fue bien en la era amateur. Y la única diferencia es que cambió la manera de pagarle a los jugadores. Hay una colección muy buena que publicaba el diario La Nación, pero arrancaba desde 1931, te contaba brevemente lo que había sido la historia del fútbol amateur y nada más. Ylamentablemente todos crecimos con eso.

Pablo Ramírez comenzó a publicar en los `70 esta recorte histórico del  cual medios masivos y difusores se hicieron eco. ¿Cómo tomaron desde Clarín este cambio de página?

Es como decir que San Martín no cruzó Los Andes porque no lo viste. Hay crónicas que certifican esto. ¿La historia comenzó en 1931? ¿Por qué la Copa América se empieza a jugar desde 1916?
No es ignorancia sino tozudez por parte de aquellos que niegan todo esto.  Tus antepasados vivieron esa época, no podemos negar aquello que no vimos.

¿El discurso es sólo construido desde los medios?
Los medios reflejan también este cambio, a partir de Barnade en Clarín y las tablas que publica Olé.Discuto mucho vía twitter con gente que parece no querer entrar en razón. También debato con periodistas. Es una tarea titánica que admiro de muchos que la llevan adelante.

¿Es un debate saldado?
Hay una grieta imposible de cerrar con aquellos que no razonan y sólo ven esto a partir de la pasión.  El hincha de las redes sociales conoce poco de la historia de su propio club.  Me preocupa que haya pibes que no sepan qué equipo fue “La Máquina”. Hay un conocimiento más profundo del fútbol actual europeo que de la historia del nuestro.
El hincha de Boca tiene casi la obligación de conocer la formación de Boca frente al Borussia Mönchengladbach en la Copa Intercontinental de 1977.
A veces pienso que interesa más la foto que sube un jugador en Instagram que la foto histórica  de tu propio equipo

La historia parece siempre condensada en datos y estadísticas. ¿Qué recuperás de la historia del fútbol argentino más allá de esto?

Hay  que rescatar la identidad de los clubes. Lo que hace Holan en Independiente es muy interesante. Él les dice: “Hay que recuperar la mística de la década del `70 donde ganaron las Copas Libertadores. Me parece muy bueno que les pida a los jugadores que realicen el histórico saludo de Independiente alzando los brazos. Él quiere decirle a la gente: “Esto era Independiente”.
Está poniendo en valor la identidad del equipo, tal como lo hizo Diego Milito con el “Racing Positivo”. A los de la Academia también les pasó,  pensaban que siempre tendrían sólo padecimientos.
Debemos recuperar la historia, precisamentefue la Academia por lo que le pasó a principios del siglo pasado. Se rescataron esos valores.

La Copa Argentina recupera muchas cuestiones lúdicas del juego, despierta expectativas y pasión. ¿Esto sigue vivo frente a un fútbol cada vez más mercantilizado?

Lo que paso con  Sacachispas ganando al histórico  club de Grondona, Camioneros frente a Independiente o lo del arquero excedido de peso de Alianza Moldes, que además es  panadero.
Necesitamos recuperar la idiosincrasia,  que los jugadores vuelvan a ver mucho fútbol. Hoy los referentes más antiguos te dicen que los pibes no miran fútbol. En la Copa Argentina el equipo más chico se potencia, tiene muchas expectativas.

Nombrame un equipo, un director técnico y un jugador histórico  que te representen

El técnico es Bianchi, lo que hizo con Boca fue impresionante.
Un equipo, el Racing de José Pizutti.
Un jugador, Diego sin ninguna duda, además de todo lo que logró jugo en la Liga Argentina.

 

*Licenciado en Periodismo e investigador social.

 

 

 

 

 

 

 

Facebook