Los “Globetrotters” de Lanús

23 febrero, 2017

por Carlos I. España*

 Uno de los principales equipos en la historia del Club Atlético Lanús, protagonista exitoso en la década del ’50, deslumbraba con su juego vistoso y elegante. Fue la formación que logró lo que en ese momento fue considerado como una hazaña para la entidad: el subcampeonato de 1956 disputándole el título a River Plate hasta último momento.

Todo se inició en setiembre de 1950, cuando los “Granates” retornaron a primera división luego de un descenso al que se tildó por lo menos de injusto y polémico. En 1951 el equipo se constituyó en la revelación del torneo al compartir la punta de la tabla de posiciones con Independiente, el hecho nunca había sido logrado por un team que venía de ascender. Por ese entonces, ya comenzaba a destacarse la figura de un juvenil Héctor Guidi que, con el tiempo, se convertiría en  ídolo de la afición lanusense. Y formaba entre los titulares, el goleador José Florio quien, con su destacada perfomance atrajo el interés del Torino de Italia, que se llevó su pase a cambio de $ 1.500.000, monto récord para la época.

Al citado Guidi, se unieron luego Nicolás Daponte y José Nazionale para formar una de las mejores líneas medias que pasaron por el fútbol argentino. Con ellos la entidad sureña armó al que se consideró en aquellos años, como el mejor equipo del torneo. Integraban el plantel, entre otros, el artillero cordobés Dante Lugo, Emilio Prato y José Ramos Delgado. Eran dirigidos por Juan Cevasco.

Ese famoso cuadro pasó a la historia de nuestro deporte como los “Globetrotters”, siendo así apodado por Lorenzo Molas, redactor del diario “Crítica”.

*Miembro del C.I.H.F. (Centro pala Investigación de la Historia del Fútbol)

Facebook