Huracán y Jorge Newbery

7 febrero, 2017

por Carlos I. España*

 La relación entre el multifacético Jorge Newbery y el Club Atlético Huracán proviene casi desde los orígenes de la entidad de Parque de los Patricios.

Newbery llevó una vida muy activa destacándose en variadas disciplinas. Impulsó la aviación en nuestro país –fue el primer aviador militar-, influyó notoriamente en la creación de la Escuela de Aviación Militar y fundó el Aero Club Argentino, del que fue presidente hasta que se produjo su muerte. Practicó diferentes deportes con un rendimiento de primer nivel, así se lo pudo ver desempeñándose en remo, boxeo, fútbol, esgrima, yachting y natación. Además fue un investigador científico en materia de electricidad y subsuelo.

El 27 de diciembre de 1909 emprendió vuelo desde el barrio porteño de Belgrano en el globo denominado “Huracán”, siendo el único tripulante del mismo. Ese viaje, que acabó en la ciudad brasileña de Bagé, marcó el récord sudamericano de duración y distancia para trayectos en globo. Fueron 550 kilómetros cumplidos en trece horas.

En un acta del club Huracán datada en 1910 se deja constancia de que “se usará camiseta blanca con la insignia del globo “Huracán”. Newbery había aceptado la inclusión y fue designado socio honorario de la institución. Por otro lado, cuando el club necesitó que la Municipalidad le prestara un terreno para usar como campo de juego en las competencias de la Asociación Argentina, Newbery lo gestionó y tuvo un resultado exitoso.

En 1914 Huracán alcanza la máxima categoría en el fútbol mitivo por el cual le hace saber a Jorge Newbery que: “Hemos cumplido. El Club Atlético Huracán sin interrupción conquistó tres categorías, ascendiendo a Primera División, como su globo que cruzó tres Repúblicas”. Pero el aviador no pudo ver al equipo en la máxima categoría porque falleció unas semanas antes del debut huracánense, el 1 de marzo de 1914.

El vínculo entre el héroe y el club no acabó con la muerte del deportista ya que, años después, Huracán construye su primer estadio y lo bautizó con el nombre de su benefactor, lo llamó “Jorge Newbery”.

 

*Miembro del C.I.H.F. (Centro pala Investigación de la Historia del Fútbol)

 

Facebook