Gol, alambrado y vuelta olímpicos

3 febrero, 2017

por Carlos I. España*

En 1924 se reformaron las reglas del juego permitiéndose las anotaciones obtenidas directamente de un tiro de esquina, lo que hasta ese momento no era aceptado por el reglamento.

El primer tanto convertido en vigencia de esas reglas se debe a Cesáreo Onzari quien el 1 de octubre, integrando la Selección Argentina, anotó el gol frente a la formación de Uruguay, durante un cotejo amistoso llevado a cabo en el desaparecido estadio de Sportivo Barracas. Ambos equipos habían disputado poco tiempo atrás el partido final de los Juegos Olímpicos de París. Nacía de este modo el “gol olímpico”.

Este encuentro había sido programado para el día 28 de setiembre pero la enorme cantidad de público terminó invadiendo la cancha por lo que el match debió postergarse. Para que no se repita el ingreso de la gente al campo de juego se colocó un tejido de alambre que la contuviera rodeando el césped. Así surgió lo que luego se conoció como “alambrado olímpico”.

Otro hecho curioso allí ocurrido fue que se le pidió al equipo uruguayo que, antes de disputar el juego, realizara una vuelta alrededor de la cancha para que el público pudiera saludar a los campeones de París. Fue ese el episodio con el que nació lo que todos denominan actualmente “vuelta olímpica”.

 

*Miembro del C.I.H.F. (Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol)

 

           

 

 

Facebook