Campos de juego de Newell’s Old Boys

26 diciembre, 2016

por Carlos I. España*

Una necesidad común que caracterizaba a todas las instituciones futbolísticas creadas entre fines del siglo XIX y comienzos del XX fue la de contar con un campo de juego para disputar sus cotejos.

Newell’s Old Boys de Rosario se fundó en 1903 pero recién en 1905 pudo concretar la meta de tener un field a su disposición. Esa cancha se ubicaba en el cruce de las calles Humberto Primo y Avellaneda y se obtuvo merced a las gestiones de Claudio Newell. El sitio estaba en el barrio de los talleres ferroviarios, cerca de Tiro Federal. Allí se contaba como única instalación una pequeña casilla de madera.

La popularidad del nuevo club crecía a pasos agigantados y se tornó imprescindible alcanzar un lugar mejor. En 1906 se utilizó un predio del barrio Alberdi, detrás de la quinta conocida como “la de Goyenechea” y en 1907 el equipo se estableció en el barrio Vila, en unos terrenos muy amplios donados por el intendente del mismo nombre, situados en la calle Provincias Unidas entre San Luis y San Juan, con el inconveniente de estar alejados del centro urbano.

Finalmente, en 1911, los “Leprosos” llegan al Parque de la Independencia, sitio en el que construyen su estadio, con tribunas de madera y que, con el transcurrir de los años se convertiría en el actual “Coloso del Parque”, bautizado con el nombre del jugador y entrenador Marcelo Bielsa.

 

*Miembro del C.I.H.F. (Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol)

Facebook