Federación Argentina de Fútbol

16 agosto, 2016

por Carlos I. España*

La temporada de 1912 comenzó con varios problemas para la Asociación Argentina. Al principio hubo que desafiliar a Alumni, animador permanente de los torneos  y campeón en numerosas oportunidades. El equipo se había inscripto para participar pero no se presentó a jugar los primeros tres partidos (el 28 de abril quedó eliminado al no alistarse para jugar frente a Racing). Luego, en julio, se produjeron diferencias insalvables entre los dirigentes ocasionando una escisión. El motivo principal fue de índole económica.

La iniciativa fue tomada por Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires el 14 de julio y continuada por los clubes Porteño, Estudiantes de La Plata e Independiente, entre otros. Y dieron origen a la Federación Argentina de Fútbol designando presidente de la misma a Ricardo Camilo Aldao.

El motivo principal del desacuerdo se debió al uso que hacía la Asociación del campo de deportes del mencionado Gimnasia y Esgrima. Ese estadio era en aquel tiempo el de mejores condiciones para ser empleado en las competencias de importancia. El tema es que el club consideraba que sus socios no debían pagar su entrada en los eventos porque tenían libre disponibilidad en el uso de las instalaciones, por otra parte, consideraban que debía corresponderle a la entidad, por la utilización del field, un porcentaje mayor de los ingresos. A estas consideraciones la Asociación se oponía.

El fútbol argentino venía paulatinamente sufriendo cambios que, en gran medida, fueron causa de la eclosión originaria de estos acontecimientos. En un determinado momento la situación se tornó insostenible por los constantes desacuerdos y culminó con la división de la entidad rectora del fútbol.

La cuestión económica no fue la única para dar pie a la controversia. Esta etapa mutante del fútbol también implicaba la nueva aparición de muchos clubes y  la consecuente competitividad, lo que además aparejó consecuencias en la misma cancha, traducidas en una mayor aspereza al desarrollar el juego, abandonando paulatinamente el espíritu esencial del deporte amateur basado en el gozo por su práctica y, especialmente, el respeto al rival, dejando de lado las jugadas malintencionadas y el intencional “aprovechamiento” de situaciones injustas como podrían ser los errores de los jueces.

A fuego lento, ya comenzaba a insinuarse el profesionalismo, que después diera motivo al intento de una impropia y artificial división en la historia del fútbol argentino entre amateurismo y profesionalismo tomando arbitrariamente para tal fin el inicio de los torneos en el año 1931. La realidad incontrastable es que el desarrollo histórico de nuestro fútbol no se dividió en etapas porque no hubo hechos puntuales importantes que le dieran origen a esa segmentación, todo ha sido un proceso continuo y único.

Fuentes:
futsandokan76.blogspot.com.ar/2012/02/asociacion-argentina-de-futbol-1912
http://historiaconfutbol.blogspot.com.ar/search/label/1912-%20AMATEURISMO
http://afa.org.ar/institucional/historia.php
Historia del fútbol amateur en la Argentina, de Jorge Iwanczuk

*Miembro del C.I.H.F. (Centro pala Investigación de la Historia del Fútbol)

Facebook