Cuando los grandes empezaron a pisar fuerte

27 mayo, 2016

por Roberto Guidotti*

En tiempos de debate actual por la creación de la nueva Superliga impulsada por los equipos más poderosos de nuestro fútbol, es bueno recordar de donde surgen algunas denominaciones y el rol de las instituciones en la toma de decisiones.

En 1934, cuando queda conformada la Asociación del Fútbol Argentino con su denominación actual (hay que recordar que había sido creada en 1893 con el nombre  “The Argentine Association Football League”), los clubes más populares empezaron a presionar para obtener mayor peso en la toma de decisiones. En una reunión del Consejo Directivo de la AFA, el 5 de agosto de 1937 se dispuso establecer el voto proporcional. Estos fueron los fundamentos textuales:

Tres votos: los clubes que tengan más de 15 000 socios, 20 años de participación consecutiva en Primera División y hayan sido campeón de dicha categoría en 2 o más temporadas.

Dos votos: al club con más de 10 000 socios y menos de 15 000, o el que no teniendo esa cifra, haya sido campeón de Primera División y tenga en la misma una antigüedad no menor de 20 años consecutivos.

Un voto: al club que no esté comprendido en alguno de los incisos anteriores.

 

voto proporcional

Los clubes que pasaron a tener  tres votos fueron Boca, Independiente, Racing, River y San Lorenzo.  A esta circunstancia se ha atribuido el surgimiento de la expresión “los cinco grandes” y la denominación cobró fuerza con el paso del tiempo.

Años más tarde, Huracán consigue sumarse a ese grupo y pasa a ser considerado dentro de la elite  al conseguir estatutariamente tres votos proporcionales en el Consejo Directivo y las asambleas de la Asociación del Fútbol Argentino. De allí surge el mote de Sexto Grande que ha acompañado al Globo a lo largo de su historia.

Es aquella la última manifestación oficial de la AFA sobre la valoración de los clubes y fue publicada en la Memoria y Balance de 1942, Artículo 94.

Articulo 94

http://biblioteca.afa.org.ar/libros/libro_19/

Allí se señala que son seis las instituciones a las que les corresponden tres votos: Boca, Huracán, Independiente, Racing, River y San Lorenzo (los llamados “grandes”). Así se encuentran mencionados por la máxima entidad del fútbol argentino: por orden alfabético. Luego aparecen Estudiantes y Gimnasia con 2 votos (eran los clubes “medianos” de aquel tiempo) y el resto de los equipos de Primera División (los “chicos”), con voto simple.

Para tomar la determinación se tuvieron en cuenta nuevamente los tres aspectos fundamentales: temporadas en la máxima categoría, campeonatos obtenidos y cantidad de socios. La expresión de la AFA se mantuvo hasta principios de los años cincuenta. Y luego, ya no hubo “votos privilegiados”.

* Lic. en Ciencias de la Comunicación – Periodista. Integrante del Revisionismo Histórico

 

 

Facebook